Una joven de Solano se animó a denunciar a su primo abusador luego de un calvario de 15 años

283

El lamentable hecho ocurrió en San Francisco de Solano, cuando una mujer de ya 29 años, denuncio en sus redes sociales que su primo abusó de ella hace 15 años y que su familia ocultó la situación con complicidad.

La victima comenzó su publicación de esta manera «Voy a hacer público algo importante para mí: el abuso que viví. Muchxs van a juzgar por qué no lo conté antes o quizás incluso digan que fue “mi culpa”, pero en esta instancia sólo quiero sacarme esta mochila de encima que me pesa hace casi 15 años»

Luego detalló que «Era una menor, era virgen, 15 años tenía. Cuando se hicieron las 00hs yo empecé a aburrirme bastante y mi primo me invitó a su cuarto, en donde tenía una PC con internet, lo cual para mí era toda una novedad. Nos pusimos a mirar boludeces y él me empezó a convidar alcohol. Ese mismo año había empezado a tomar así que me dedicaba a experimentar. Recuerdo incluso que mi tía vino en un momento a traernos helado, y él le puso alcohol al mío. De pronto comencé a sentirme un poco incómoda, algo no andaba bien, pero por algún motivo no sabía con qué excusa irme. Y ahí arrancó todo. Él me empezó a tocar la vagina, las tetas, a besarme el cuello, y yo le decía que pare, que eso no estaba bien. Pero él seguía. Me manoseó toda, hasta que no sé con qué excusa salí corriendo y le dije a mi mamá que me quería ir, que estaba cansada»

Al momento de comentarle la misma situación a su familia, le aconsejaron no realizar ninguna denuncia debido a que el padre de su primo estaba en una situación delicada y no querían provocarle un mal mayor. Sin embargo, su primo continuo durante estos 15 años hostigándola , «Comenzó a acosarme llamándome por celular a toda hora, mi mamá tuvo que ir a “apurarlo” para que se calme y yo lo bloqueé de todos lados«

De esta manera, luego de 15 años, la mujer tomó valor y realizó la denuncia por «Abuso Sexual» en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Quilmes.

«Por qué lo cuento ahora? Porque esta mochila ya no es mía, porque no me corresponde cargarla, porque durante muchos años sentí que era mi culpa: por mi ropa, por entrar en el cuarto, por no salir a tiempo. Pero NO, esa culpa no me pertenece y no la acepto. Yo por mi parte, la próxima navidad brindaré porque se cumplen 15 años, pero de un dolor que ya no me pertenece» cerró su posteo de esta manera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí