A Quilmes no le alcanzó con la victoria pero se metió en la lucha por el segundo ascenso

225

Quilmes hizo lo que debía hacer, le ganó a Belgrano por 1-0, con gol de Facundo Pons de penal pero Tigre superó a San Martín de Tucumán 2-0 en la Ciudadela y se quedó con el primer puesto de la Zona A y jugará la final ante Barracas Central por el ascenso a la Liga Profesional.


Sin embargo, el triunfo le permitió al Cervecero quedar segundo en el grupo y definirá como local en el torneo reducido por el segundo ascenso que comenzará a disputar el próximo lunes ante Deportivo Morón (serán partidos de ida y vuelta, sin ventaja deportiva).

El Cervecero consiguió muy rápido abrir el resultado. A los 9 minutos, Quilmes se puso en ventaja por intermedio de Facundo Pons de penal. Ramiro Arias buscó a Mariano Pavone que fue tomado del hombro por Diego Novaretti,


El árbitro Leandro Rey Hilfer lo sancionó y el delantero cervecero lo cambió por gol.

Pudo haber aumentado el resultado a los 15, pero el arquero Hernán Losada con una gran reacción desvió un fuerte remate de Pavone. También lo tuvo tres minutos más tarde con un centro de Moreno que casi se le mete a Losada.

En un error en la salida de Pier Barrios, casi el local lo empate pero Adrián Balboa pifió un cabezazo.

Sobre el final del primer tiempo, el equipo de Facundo Sava tuvo una más luego de una combinación ofensiva que Emmanuel Moreno no pudo resolver y sacó un remate defectuoso.

En la segunda parte el equipo se respaldó en el gran trabajo de los marcadores centrales de Pier Barrios y Rafael Barrios y en la habilidad de Facundo Pons que dispuso de algunas contras como para ampliar el resultado.

El local pudo haberlo empatado tuvo un par de oportunidades muy claras como en el remate de Ulises Sánchez que salió muy cerca del arco de Rodrigo Saracho.

Sobre el final, Belgrano volvió a tenerla con un remate cruzado de Agustín Colazzo.

Pero terminó siendo triunfo del Cervecero que no alcanzó para jugar la final pero sirvió de mucho. Recuperó su línea futbolistica de cara al reducido, tuvo valores individuales y mostró que tiene atributos para poder conseguir el ascenso.

Dejó atrás los miedos que tal vez no le permitieron llevarse el triunfo ante Almirante Brown o San Martín de Tucumán en el Centenario. Volvió a ser Quilmes y no es poco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí